Curso de oftalmología veterinaria de Ocularvet

El Instituto de Oftalmología Veterinaria Comparada OCULARVET, especialista en diagnóstico y tratamiento de las patologías del órgano de la visión, impartirá el próximo día 24 de noviembre de 2012  el curso “Diagnóstico diferencial del ojo rojo en pequeños animales” orientado a clínicos generalistas.

El curso, de 4 horas y media de duración lo impartirá la Doctora Laura Muñoz en las instalaciones del Centro de Neurología Veterinaria en Getafe.

El programa completo del curso se puede consultar en la página web de Ocularvet, en la sección Cursos.

El objetivo es hacer un repaso profundo de las cuatro patologías oculares más importantes y frecuentes (conjuntivitis, úlcera corneal, uveítis y glaucoma), con las claves para un diagnóstico diferencial correcto y los tratamientos más actuales.

La Dra. Laura Muñoz es Licenciada en Medicina Veterinaria por la Facultad de Veterinaria de la Universidad Complutense de Madrid (UCM) en 1998. Realiza un internado en Patología Médica y Oftalmología Veterinaria en 1996-1998 en el Hospital Clínico de la misma Universidad. En 2001 obtiene el Curso de Adaptación Pedagógica (CAP) por el Instituto de Ciencias de la Educación. En 2002, obtiene el Diploma postgrado en Oftalmología Veterinaria por la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB). En 2004, realiza el Curso postgrado de Cirugía Ocular Avanzada por European School for Advanced Studies (ESAVS) en Toulouse (Francia). Continúa su formación especializada en Oftalmología Veterinaria con la realización de diversos cursos de microcirugía ocular, cirugía de catarata por facoemulsificación y vitrectomía en España y en el extranjero. En 2006, realiza una estancia en el Departamento de Oftalmología Comparada en Ohio State University (Columbus, Ohio, EEUU) bajo la tutela de David Wilkie (DMV, MS, Dipl. ACVO). En 2007-2011, continúa su formación en cirugía intraocular (cataratas y glaucoma), con médicos oftalmólogos de Madrid.

En 2002, crea el Servicio de Oftalmología en el Hospital Veterinario Sierra de Madrid, donde atiende fundamentalmente casos oftalmológicos referidos de centros de pequeños animales y veterinarios clínicos de équidos, de distintos puntos del territorio nacional, hasta el año 2011. Es precisamente en la especie equina donde aumenta enormemente su experiencia, diferenciándose de la mayor parte de oftalmólogos veterinarios de Madrid, que trabajan solo con pequeños animales.

Ha publicado y presentado comunicaciones orales relacionadas con la Oftalmología Veterinaria en congresos nacionales de Pequeños Animales (AMVAC) y Équidos (SICAB) y ha participado como ponente en cursos impartidos en el Hospital Veterinario Sierra de Madrid y en la Universidad de León.

Miembro de la Sociedad Española de Oftalmología Veterinaria (SEOVET) y de la Sociedad Europea de Oftalmología Veterinaria (European Society of Veterinary Ophthalmology- ESVO).

En 2011, ha sido autora de una publicación en la revista científica de referencia a nivel internacional Veterinary Ophthalmology.

Anuncios

Urgencias Oftalmológicas Veterinarias: Hifema como signo de patología ocular

OCULARVET-Instituto de Oftalmología Veterinaria Comparada

Tel: 91 230 01 12 // info@ocularvet.com // www.ocularvet.com

Un hifema ocurre cuando hay acumulación de sangre en la cámara anterior, espacio comprendido entre la córnea  y el iris. La sangre puede cubrir el iris parcial o totalmente al igual que la pupila, bloqueando  parcial o totalmente la visión. La sangre en cámara anterior puede proceder de cualquiera de las estructuras vascularizadas del ojo que incluyen el iris, cuerpo ciliar, coroides o retina.

Hifema en cámara anterior resultado de un trauma ocular en un perro.

La causa más frecuente de hifema es una contusión del ojo producida por un traumatismo directo (Ej. el impacto de una pelota). También podemos encontrarlo en las perforaciones por objetos punzantes o en la proptosis o salida de la órbita del globo ocular. Ocasionalmente puede ocurrir por una intervención quirúrgica intraocular, por ejemplo tras operar una catarata. Entre las causas no traumáticas se encuentran las neoplasias intraoculares y las afecciones sistémicas que producen uveítis. Las enfermedades sistémicas que comúnmente se asocian a  hifema en nuestros animales son la ehrlichiosis, la hipertensión arterial, las coagulopatías y el linfoma.

Hifema completo en un caballo por perforación ocular.

Entre los signos clínicos más frecuentes podemos encontrar:

  • Blefarospasmo y epífora.
  • Sangre en cámara anterior.
  • Déficit visual.

Es importante realizar una ecografía ocular para valorar las estructuras intraoculares y descartar la presencia de tumores o desprendimientos de retina.

Los medicamentos más comúnmente usados en el tratamiento del hifema son:

  • Corticoides tópicos, contraindicados en casos de úlceras corneales.
  • Midriáticos/ciclopléjicos de acción corta como la tropicamida o el ciclopentolato, para evitar sinequias que provoquen un iris bombé.
  • En el caso de uveítis hipertensivas con hifema, podemos usar fenilefrina que produce midriasis y tiene efecto hipotensor. Valorar el uso de inhibidores de la anhidrasa carbónica tópicos (dorzolamida, brinzolamida) si no se logra controlar los aumentos de presión intraocular.
  • APT (activador del plaminógeno tisular), 48-72 horas tras el traumatismo, para ayudar a disolver el coágulo y evitar sinequias indeseables.
  • Corticoterapia sistémica en casos de uveítis no infecciosas.
  • Contraindicado usar AINEs tópicos o sistémicos en el caso de coagulopatías.
  • Tratamiento específico para la causa sistémica primaria, si la hubiera.

Lo esperado es que el hifema se vaya reabsorbiendo con el tiempo, si se trata y controla la causa primaria.

¿Cuándo llevar a nuestra mascota al oftalmólogo veterinario?

Imagen

OCULARVET-Instituto de Oftalmología Veterinaria Comparada

Tel: 91 230 01 12                             info@ocularvet.com                        www.ocularvet.com

Al ser un centro de referencia, la mayoría de los casos clínicos que atendemos como oftalmólogos veterinarios en OCULARVET son remitidos por el veterinario de medicina general. Este profesional puede llevar a cabo un examen inicial de los ojos del animal y valorar la necesidad o no de una revisión más especializada.

Así mismo, el veterinario generalista remitente recibe un informe detallado del caso, estando en todo momento informado de la evolución del paciente.

No obstante, podemos atenderle directamente si usted solicita una cita en nuestro centro o necesita una atención de urgencia.

Indicaciones para la actuación de un oftalmólogo veterinario

Los ojos son órganos muy importantes en los que debemos aprender a detectar cualquier signo sospechoso de necesitar la atención del oftalmólogo veterinario para su diagnóstico y tratamiento. Un diagnóstico precoz y preciso es fundamental para evitar la pérdida de visión o del globo en los casos más graves. Por todo esto es importante que estemos atentos a la aparición de síntomas en nuestras mascotas (perros, gatos, exóticos, caballos) como:

Inflamación de los párpados, que se pueden encontrar además enrojecidos y ser causa de malestar o dolor. El animal  lo expresará rascándose con las patas o frotándose contra objetos.
Presencia de suciedad en los bordes de los párpados o alrededor de los ojos, que nos indica que las secreciones oculares están alteradas.

Lagrimeo excesivo.

Enturbiamiento u opacificación de la superficie o del interior del ojo. Por ejemplo, el glaucoma cursa con edema corneal (ojo azulado), enrojecimiento ocular, dilatación de la pupila y déficit visual.

Procidencia del tercer párpado, que aparece tapando el ojo.

Cataratas: examinar el cristalino antes de que la opacidad sea completa, permite evaluar el fondo ocular y detectar evidencias de atrofia progresiva de retina. Además, la cirugía de  cataratas en los animales en un estadio temprano minimiza las complicaciones postquirúrgicas.

Úlceras corneales complicadas/ profundas (>50% del espesor corneal) o indolentes (más de 7 días sin cicatrizar).

Trauma ocular: laceración corneal o escleral, hemorragia intraocular, proptosis o luxación del globo ocular.

Inflamación crónica: posibilidad de tumor, luxación de cristalino, uveítis.

-Patologías que requieran cirugía de la córnea, estructuras intraoculares o reconstrucción de los párpados.

Pérdida de visión, aguda o crónica, tanto en ambientes diurnos como nocturnos.

Síntomas para detectar URGENCIAS OCULARES

Siempre que su mascota presente alguno de estos síntomas, debe considerarlo potencialmente como una urgencia ocular. Retrasar la visita al oftalmólogo veterinario puede desembocar en daños irreversibles para la visión.

-Pérdida de visión repentina (glaucoma, neuritis óptica, desprendimiento de retina).

-Intenso dolor ocular (luxación de cristalino,  daño corneal severo, glaucoma, cuerpo extraño).

-Sangre dentro del ojo/hemorragia intraocular (trauma, desprendimiento de retina, hipertensión arterial)

-Dilatación pupilar o midriasis (glaucoma, neuritis óptica, desprendimiento de retina).

-Ojo turbio, azul o blanquecino (uveítis, glaucoma, luxación de cristalino).

OCULARVET – Instituto de Oftalmología Veterinaria Comparada

Llame al teléfono: 91  230 01 12 para concertar una cita 

www.ocularvet.com
info@ocularvet.com